jueves, 12 de febrero de 2015

You keep me hanging on: Deja de jugar conmigo

Está claro que el tema más recurrente en el rock, y no digamos en el pop, es el amor y las relaciones de pareja. Y el desamor, el amor no correspondido, las relaciones disfuncionales, etc. dan más juego todavía que el amor.

You keep me hangin' on no tiene una traducción literal ni fácil al español; hang on es aferrarse a algo y la expresión completa se refiere a alguien que provoca que nos aferremos a él, o ella, dándonos esperanza y ganas de seguir adelante. Esto puede ser en sentido positivo, como es el caso de un tema de Lou Reed con ese título, o en sentido negativo si las esperanzas son en vano, como en la canción de las Supremes, que es de la que hablamos aquí; en ese caso la persona a la que se dirije la canción está manipulando y jugando con el otro.

El tema de las Supremes (el grupo donde empezó Diana Ross) de 1966, versionado 20 años más tarde por Kim Wilde, habla de una relación disfuncional que muchos habrán vivido o habrán visto en sus familiares o amigos: alguien que no sabe lo que quiere, que es consciente de que tiene a otra persona en el bote, fomenta que ella piense que él también está enamorado, que luego se agobia y se aleja porque no quiere comprometerse, pero que, una vez que la otra persona hace intención de irse, intenta atraerla de nuevo; no quiere perderla porque le es muy cómodo tenerla a su disposición para cuando le apetezca y no tenga nada mejor a mano. Así que la sigue rondando para que ella no pueda olvidarle y pasar página.

Es un contenido muy habitual en letras, sobre todo en las canciones cantadas por chicas; lo interesante es que el texto de You keep me hanging on elude los extremos. No es la típica canción de víctima en la que la chica asume que siempre será una pringada y el chico podrá seguir jugando con ella hasta que se canse, como Mamma mia de AbbaLa bambola de Patty Pravo, o casi cualquier canción de Kylie Minogue o Rihanna. Pero tampoco es un tema de autoafirmación de quien ya ha superado la historia disfuncional y se permite el lujo de mandar a paseo al ex que le ha tomado el pelo durante mucho tiempo y adoptar la catártica y liberadora actitud de "ahora soy yo quien dice no", como el mítico I will survive de Gloria Gaynor o, por qué no, las canciones de Pimpinela. Esta canción se sitúa en el punto intermedio, cuando la chica tiene ya claro que el chico no la quiere, está manipulándola y la única salida es dejarle, pero el proceso de desenamoramiento está todavía en curso y tiene muchos sentimientos encontrados.

El tema original de las Supremes tiene un sonido muy moderno para su época por haber sido grabado en múltiples pistas, el sello del famoso muro de sonido desarrollado en los años 60 del pasado siglo por la productora Motown. De hecho la versión de Kim Wilde, de enorme éxito en 1986, sigue fielmente el original, limitándose a añadir un sonido más electrónico y tecnopop y reforzar algunas partes con una batería más enérgica o algún toquecillo de guitarra eléctrica que quedan francamente bien.

Aquí están ambas versiones para que cada cual elija:



Y aquí un vídeo que he confeccionado con la letra subtitulada en español:


Letra completa:

Set me free why don't cha babe
Get out my life why don't cha babe
'Cause you don't really love me
You just keep me hangin' on

Set me free why don't cha babe
Get out my life why don't cha babe (ooh, ooh, ooh, ooh)
'Cause you don't really need me 
But you keep me hangin' on

Why do you keep a comin' around playing with my heart?
Why don't cha get out of my life and let me make a brand new start?
Let me get over you the way you gotten over me, yeah, yeah 

Set me free why don't cha babe
Get out my life why don't cha babe (ooh, ooh, ooh, ooh)
'Cause you don't really love me
You just keep me hangin' on
No, you don't really need me 
You just keep me hangin' on

You say although we broke up you still just wanna be friends
But how can we still be friends when seeing you only breaks my heart again
(And there ain't nothing I can do about it)

Whoa, ooh, whoa, ooh, whoa
Whoa, ooh, whoa, ooh, whoa, whoa
Whoa, ooh, whoa, ooh, whoa, whoa
Whoa, ooh, whoa, ooh, whoa, 

sábado, 7 de febrero de 2015

Bar Italia: Menuda resaca

El grupo Pulp es un ejemplo de que la perseverancia a veces, incluso en el mundo del pop, funciona. Aguantaron juntos durante más de 10 años sin ningún exito comercial, y el éxito les pilló ya treintañeros en plenos años 90, cuando en la fiebre del brit pop llegaron a ser casi tan famosos como Oasis o Blur.

Esta canción cierra su disco mejor y más exitoso, Different class (1995). Trata de la mala vida nocturna que se espera en un grupo de rock; después de una noche de farra y excesos, son ya las tantas de la mañana, está amaneciendo, pero la borrachera, o tal vez el efecto de otras sustancias, no se le ha bajado todavía del todo y Jarvis Cocker, el líder del grupo, se enfrenta al agotamiento físico absoluto pero acompañado de insomnio característico de la resaca. Por lo tanto irse a casa para no ser capaz de dormir no es una opción; lo más práctico tras abandonar el antro en el que se encuentra (vámonos de aquí antes de que nos digan que estamos muertos) es ir al único sitio que sigue abierto, o tal vez el primero en abrir por la mañana (donde van todos los acabados).

El tal sitio no se menciona en la canción pero lo explicita el título, bar Italia, y no es un nombre inventado sino que se trata de un bar real que todavía existe y que me hizo gracia descubrir un día hace ya años yendo de turista por el Soho londinense: http://en.wikipedia.org/wiki/Bar_Italia. Ignoro si a los dueños les hizo gracia la canción o todo lo contrario.

Jarvis no se dirige al bar Italia solo sino en compañía; la letra es muy ambigua respecto de quién es la otra persona. La primera opción sería un ligue cuyo rostro, con las primeras luces del día y los efectos de los excesos nocturnos, Jarvis está horrorizado de ver con claridad (si tiraran abajo este sitio, todavía tendría mejor pinta que tú); la intentona romántica de la primera estrofa de la canción (me gustaría cogerte de la mano e ir de paseo mientras vemos pasar a la gente camino del trabajo) parece querer da a entender que ha habido rollo y roce entre ambos. Pero el final, donde los dos quedan para verse de nuevo la siguiente semana en el mismo sitio a la misma hora, se entiende que para repetir una nueva noche de farra, hace pensar que se trata de un colega aficionado también a la vida nocturna y que el romanticismo del principio era una capa más de ironía sobre las varias que tiene ya la canción, llena de un sentido del humor británico hasta la médula.


Aquí tenéis un vídeo de creación casera donde yo mismo he metido los subtítulos:


Letra completa:

Now if you can stand,
I would like to take you by the hand, yeah,
and go for a walk,
past people as they go to work.

Oh, let's get out of this place,
before they tell us that we've just died.
Move, move quick, you've gotta move.
Come on it's through, come on it's time.
Oh look at you, you,
you're looking so confused,
just what did you lose?

If you can make an
order could you get me one?
Two sugars would be great,
cos I'm fading fast,
and it's nearly dawn.

If they knocked down this place, this place,
it'd still look much better than you.
Move, move quick, you've gotta move.
Come on it's through, come on it's time.
Oh look at you, you,
you're looking so confused,
what did you lose?
Oh, it's ok it's just your mind.

If we get through this alive,
I'll meet you next week, same place, same time.
Oh move, move quick you've gotta move.
Come on it's through, come on it's time.
Oh look at you, you,
you're looking so confused,
what did you lose?

That's what you get from clubbing it.
You can't go home and go to bed,
because it hasn't worn off yet,
and now it's morning.
There's only one place we can go.
It's around the corner in Soho,
where other broken people go.
Let's go.

sábado, 31 de enero de 2015

Et voilà: cómo romper el hielo

Siempre decimos y oímos decir que cómo ha cambiado todo desde que existe Internet; pero ¿seguro que las cosas han cambiado tanto? Esta canción de Françoise Hardy, reina de la chanson française desde los años 60 (Carla Bruni, al igual que muchas otras, no es en su faceta musical más que una imitadora de Hardy), parece hablar de una cita concertada por Internet y sin embargo fue grabada en 1974. 

Et voilà (no confundir con Voilà, otra canción de la misma intérprete de unos años antes y arreglos orquestales más desfasados) cuenta, de forma que hoy llamaríamos minimalista y típicamente cantautoral, la primera cita entre dos desconocidos que no saben cómo romper el hielo. Él esconde su nerviosismo hablando mucho, tal vez demasiado, de sí mismo, intentando defenderse de acusaciones que existen solo en su cabeza (en eso que habla de sí mismo como si tuviera que dar explicaciones), haciendo la pelota a su interlocutora (en eso que habla de mí, y es lo de siempre) y metiendo la pata al mencionar a su anterior pareja (en eso que habla de ella, de la rutina y blabla ... ¿a las otras también les hablas de mí?).

Por su parte ella le escucha y se debate entre el aburrimiento y falta de interés (se está justificando y yo estoy pensando en otra cosa, ..., miro arder las velas), la desconfianza (estamos a la defensiva, creo) y una sensualidad que va apareciendo a lo largo de la canción y que, gracias a la mediación de la noche y del alcohol, se intuye al final que acabará ganando la batalla en la última y mejor frase de la letra (Johnnie Walker está en nuestros vasos y tengo ganas de que me besen).

Et voilà se editó por primera vez dentro de Entr'acte, entreacto, un disco muy en la línea conceptual de los años 70 que comenzaba por los preparativos anteriores a la primera cita y acababa con el establecimiento de una relación de pareja disfuncional marcada por el distanciamiento de uno y la espera eterna del otro (de la otra en este caso) como es habitual en la música de Hardy, que en todos los discos de esa época plasmaba las inquietudes que vivía en su relación con el también cantante Jacques Dutronc

Posteriormente, Entr'acte se fundió con el disco anterior de la cantante, Message personnel, en un curioso recopilatorio llamado Love songs con los mejores temas de ambos discos, incluyendo Et voilà, mucho más fácil de conseguir hoy en día que cualquiera de ellos por separado.

Vídeo con subtítulos en español:



Letra original en francés:

Et voilà qu'il parle de lui
comme s'il devait plaider sa cause
on dirait qu'il se justifie
et moi je pense à autre chose
il n'est pas tout à fait minuit
je regarde brûler les bougies

et voilà qu'il parle de moi
et c'est du déjà entendu
on est sur nos gardes je crois
je ne sais pas, je suis déçue
c'est tellement difficile tout ça
la glace n'est pas encore rompue

et voilà qu'il me parle d'elle
de l'habitude et caetera...
il est tard, je n'ai pas sommeil
j'aimerais t'oublier une fois
quelque chose siffle à mon oreille
est-ce qu'aux autres tu parles de moi?

Johnny Walker est dans nos verres
et voudrait bien nous rapprocher
Johnny Walker est dans mon verre
et j'ai envie d'être embrassée...

viernes, 9 de enero de 2015

Mamma: Edipo canta

La verdad es que en el mundo rockero dedicar una canción a tu mamá en plan de mami, cuánto te quiero es poco cool; pero tanto cuento con la transgresión del rock y tampoco se me viene a la cabeza ningún tema que diga algo parecido a mamá, no dices más que tonterías, salvo tal vez Mi vida rosa de Los Romeos. Mientras que la figura del padre provoca más sentimientos encontrados y diferentes puntos de vista (queda pendiente para otro día), la madre se queda en el reposo del guerrero y el tópico sentimental. Y los reyes de la balada pellizcacorazones son sin competencia posible los italianos; si a esto le unimos cuestiones culturales evidentes, de allí tenía que venir el principal himno a las madres jamás compuesto, Mamma. Infinidad de cantantes melódicos de ese país la han versionado; curiosamente la variante más easy listening y que menos suena a antigualla (es que la canción es del año 40) que he encontrado en YouTube es del desaparecido Luciano Pavarotti, y eso que siempre hay quien se escandaliza cuando lo catalogo como cantante pop.


Pero si queréis ver el vídeo con la letra traducida, he confeccionado uno a partir de una versión de una tal Nilla Pizzi. Pierde un poco de gracia al cantarlo una chica porque queda menos edípico pero esta versión sí que es un poco más pop:


El éxito de Mamma viene de una inteligente letra que convierte la necesidad en virtud: no te queda más remedio que volver a vivir con tu vieja porque tu mujer te ha mandado a paseo o porque te has quedado sin curro, estás a dos velas y ya se sabe cómo está el tema de la vivienda. Pues dale la vuelta a la tortilla: Mamá, soy tan feliz porque vuelvo contigo, mi canción te dice que es el día más bonito para mí, mamá, soy tan feliz, ¿vivir lejos para qué? Es una de las canciones más analgésicas que se pueda imaginar para un tiempo de crisis como éste; además es un monólogo que escamotea hábilmente la respuesta de la mamá, a la que los benévolos se imaginarán sin duda con lágrimas en los ojos esperando la vuelta del retoño pródigo, pero que tal vez esté pensando oh no, la que me acaba de caer encima otra vez. Por si acaso, para limar cualquier posible aspereza, nada mejor que una buena dosis de pelotilleo y de chantaje emocional: cuánto te quiero, estas palabras de amor que te suspira mi corazón tal vez ya no se usan.

Los únicos rockeros-poperos, y además castizos, que se han atrevido a poner en música y letra Amor de madre, el tatuaje favorito de los legionarios, fueron Gabinete Caligari, grupo de la movida madrileña que evolucionó desde el rock siniestro de culto hasta un pop de tasca taurina que les llevó a triunfar a lo grande. Este tema, que fue single de uno de sus discos de más éxito, Privado (1989), hace hincapié en la nostalgia (cuando era enano me tomó la mano y me la besó) pero sobre todo en lo valioso de las enseñanzas y consejos maternos como forjadores del carácter (mi madre me enseñó primero a caminar ... a no llorar en el colegio cuando ella no podía estar ... me decía que no te enamores jamás de alguien que te pueda fallar y llevaba razón ...). Como ocurre siempre con Gabinete, es difícil calibrar cuánto hay de sincero y cuánto de ironía en esta reivindicación de no apartarse de los valores conservadores de mamá, que alcanza su apogeo cuando dicen y la cara de Dios mi madre me enseñó. Si no hay ni un rastro de ironía, la canción alcanza un cariz un poco inquietante.





Letras completas:

Mamma

Mamma, son tanto felice
perché ritorno da te.
La mia canzone ti dice
ch'è il più bel giorno per me!
Mamma son tanto felice...
Viver lontano perché?
Mamma, solo per te la mia canzone vola,
mamma, sarai con me, tu non sarai più sola!
Quanto ti voglio bene!
Queste parole d'amore che ti sospira il mio cuore
forse non s'usano più,
mamma!,
ma la canzone mia più bella sei tu!
Sei tu la vita
e per la vita non ti lascio mai più!
Sento la mano tua stanca:
cerca i miei riccioli d'or.
Sento, e la voce ti manca,
la ninna nanna d'allor.
Oggi la testa tua bianca
io voglio stringere al cuor.
Mamma, solo per te la mia canzone vola,
mamma, sarai con me, tu non sarai più sola!
Quanto ti voglio bene!
Queste parole d'amore che ti sospira il mio cuore
forse non s'usano più,
mamma!,
ma la canzone mia più bella sei tu!
Sei tu la vita
e per la vita non ti lascio mai più!
Mamma... mai più!

Amor de madre


Cuando era enano me tomó la mano y me la besó
mi madre me enseñó
primero a caminar
solo, solito andarás
y me hacia comer
mirando un ascensor
que habia en el patio interior
y a querernos los dos
mi madre me enseñó.

A no llorar en el colegio
cuando ella no podia estar
a distingir entre el aprecio
que las personas me pudieran dar.

Mi madrecita me enseñó
a ver la vida como un señor
y la cara de dios

mi madre me enseñó

Es amor de madre que me dio
su estilo, su clase, su voz
me decia que no
te enamores jamás
de alguien que te pueda fallar
y llevaba razón

mi madre me enseñó.

A resguardarme de la lluvia
con un paragüas de verdad
a soportar todas las puyas
que los malajes me quisieran dar
.

Cuando era enano me otorgó
su amor de madre, su corazón
mi madre me enseñó
a cantar con emoción
a no temer la maldición
ni la cara de dios
ni la cara de dios
mi madre me enseñó
a querernos los dos.

sábado, 1 de noviembre de 2014

Dear prudence: bienvenida al nuevo día


Tras la noche de Halloween, me parece muy adecuado comentar algo a juego. Aunque la mayoría de las góticas no la conozcan, Siouxsie Sioux fue una de las pioneras en el look y el culto a lo siniestro que profesa esta tribu urbana. Alaska fue una de sus primeras imitadoras en nuestro país, tanto en cuanto a estética como en cuanto a música, y, aunque Madonna nunca haya reconocido su influencia (sí la de otra chica afterpunk, Deborah Harry) el vidrioclip ambientado en Venecia que se puede ver más abajo guarda un parecido más que razonable con el de Like a virgin, que se grabaría en 1984, un año más tarde.
Siouxsie formó grupo junto a los Banshees, que tomaban el nombre de unas brujas que, según las leyendas irlandesas, aúllan cuando alguien está a punto de morir, y entre los que se encontraba (se le puede ver en el vídeo) el mismísimo Robert Smith, que, a diferencia de Siouxsie, consiguió dar el salto de artista de culto a ídolo de masas. Aunque tienen otras canciones más genuinamente siniestras, hoy voy a comentar su mayor éxito, Dear prudence, porque es una versión que, por el estilo y la estética del grupo, le da una nueva relectura a la letra del original.

La canción de los Beatles, perteneciente a su álbum blanco de 1968 grabado en pleno ataque de meditación trascendental, está dedicada al parecer a la hermana de Mia Farrow, Prudence, que se encontraba en esa época en India junto a ellos y que debía seguir al mismo gurú o a otro más chiflado si cabe. Escuchar la canción en su versión beatle evoca un viaje en búsqueda de la armonía con el universo usando como vehículo el LSD: querida Prudence, ¿no vienes a jugar?, querida Prudence, saluda al nuevo día; el sol brilla en lo alto, el cielo es azul, es hermoso y tú también lo eres. Así pues se incita a Prudence, y de paso al oyente, a abrir los ojos a nuevas, bellas y ácidas experiencias: mira los cielos soleados, el viento es apacible, los pájaros cantan que tú formas parte de todo. ¿No vas a abrir los ojos?


¿Cómo es que unos punkarras como Siouxsie y su pandilla adaptaron una canción tan jipiosa y flower power? Pues porque su enfoque es muy distinto; mientras los Beatles se toman en serio una letra pueril y tontorrona, los Banshees son conscientes de que se trata de ripios producto del lavado de cerebro y la interpretan, acertadamente, como una invitación a la entrada en una secta cuya sacerdotisa no puede ser otra que Siouxsie; de esta posmoderna forma, el grupo transforma lo ñoño en siniestro, un poco al estilo de las películas de terror donde la muñeca de la niña parece chunga, y hace suya Dear prudence acercándola a otras canciones inquietantes del grupo como The happy house; de hecho, la versión de la canción que ha trascendido y ha aguantado el paso del tiempo es la suya. La de los Beatles la verdad es que es insufrible (quien espere encontrar aquí respeto y devoción por los clásicos del rock tendrá que buscarse otro blog).

He aquí el vidrio en el que Siouxsie marca tendencia; entiendo a quien le parezca que está hecha un espantajo, pero yo la encuentro guapísima y supersexy y desde luego no lo digo para epatar:



Vídeo con subtítulos:




Letra completa:

Dear Prudence, won't you come out to play
Dear Prudence, greet the brand new day
The sun is up, the sky is blue
It's beautiful and so are you
Dear Prudence won't you come out to play

Dear Prudence open up your eyes
Dear Prudence see the sunny skies
The wind is low the birds will sing
That you are part of everything
Dear Prudence won't you open up your eyes?

Look around round round
Look around round round
Oh look around

Dear Prudence let me see you smile
Dear Prudence like a little child
The clouds will be a daisy chain
So let me see you smile again
Dear Prudence won't you let me see you smile?

Dear Prudence, won't you come out to play
Dear Prudence, greet the brand new day
The sun is up, the sky is blue
It's beautiful and so are you
Dear Prudence won't you come out to play

jueves, 23 de octubre de 2014

Pretty woman: pero que buena estás


Antonio Machín
fue uno de los pioneros en convertir al piropo en género musical. Lo practicó con deleite y fruición en muchos temas; ripios como Mira que eres linda, que preciosa eres, estando a tu lado verdad que me siento más cerca de Dios me dejan sin palabras y en Ojos negros despliega su más pesada artillería en cuanto a hipérboles: que se quede el infinito sin estrellas y que pierda el ancho mar su inmensidad, pero el negro de tus ojos que no muera y el canela de tu piel se quede igual. A ver quien supera eso; los intentos de intérpretes veraniegos como Raúl con debería estar prohibida por como mira resultan pálidos y cutrongos en comparación. Y es que decir bolero era sinónimo de grandes canciones hasta que vino Luis Miguel a joder las cosas.

Pero es cierto que estas canciones tan antiguas son muy sencillas y Mira que eres linda y Piel canela consisten en repetir el piropo una y otra vez. En cambio, Roy Orbison plantea en Pretty woman toda una intentona de ligue en sus sucesivas fases:

1) Roy va por la calle bastante salidorro y en busca de acción cuando se encuentra con una maciza de las que le ponen: una tía buena de paseo por la calle, una tía buena de las que me gusta conocer.

2) Ni corto ni perezoso se arrima a la buenorra y empieza el ataque: no me lo puedo creer, no puedes ser de verdad, nadie puede estar tan bien como tú.

3) Podemos imaginarnos la cara de piérdete ya con la que le contesta la maciza, por lo que multiplicamos la insistencia y nos adentramos en la fase de baboso plasta: guapa, disculpa; guapa, no he podido evitar fijarme, guapa, en que estás más buena que el pan, ¿estás sola como yo?

4) La buenorra empieza a apretar el paso para intentar librarse del acoso, pero nuestro hombre no se da por vencido tan fácilmente: guapa, párate un momento, guapa, hablemos un momento, guapa, sonríeme, guapa, mírame.

5) Ante el escaso éxito, según la lógica del gañán mejor de perdidos al río y soltar el órdago: dí que te quedarás conmigo, te trataré bien porque te necesito, ven y sé mía esta noche.

6) Cuando la chica ya tiene las narices hinchadillas y le contesta acordándose de él y de toda su familia, ¿creen ustedes que el tipo va a tener un resquicio de dignidad y se largará? Noooo, vamos a arrastrarnos un poco más por el fango: guapa, no te vayas, guapa, no me hagas llorar, guapa, no te vayas ...

7) Para finalizar, un epílogo compensatorio que nos aclara que no estamos ante la versión real del suceso sino ante la que Roy les cuenta a sus amigos: que veo, se vuelve hacia mí, sí, está caminando hacia mí, oh, tía buena. No te lo crees ni tú, chaval.


En este otro vídeo tenéis una traducción bastante aceptable, aunque más políticamente correcta que la que yo propondría, de la letra:




Letra completa:

Pretty woman, walking down the street
Pretty woman, the kind I like to meet
Pretty woman
I don't believe you, you're not the truth
No one could look as good as you
Mercy

Pretty woman, won't you pardon me
Pretty woman, I couldn't help but see
Pretty woman
That you look lovely as can be
Are you lonely just like me
Wow

Pretty woman, stop for a while
Pretty woman, talk for a while
Pretty woman, give your smile to me
Pretty woman, yeah yeah yeah
Pretty woman, look my way
Pretty woman, say you'll stay with me
'Cause I need you, I'll treat you right
Come with me baby, be mine tonight

Pretty woman, don't walk on by
Pretty woman, make me cry
Pretty woman, don't walk away, hey...okay
If that's the way it must be, okay
I guess I'll go on home, it's late
There'll be tomorrow night, but wait
What do I see
Is she walking back to me
Yeah, she's walking back to me
Oh, oh, Pretty woman

domingo, 19 de octubre de 2014

Desafinado: contra la alta cultura

La verdad es que me producen un gran aburrimiento los elitistas a los que le gusta exhibir su buen gusto y su erudición musical; soy bastante torpón de oído y tengo cosas mejores que hacer que leer revistas y críticas musicales, que además son muy previsibles: los grupos son muy buenos mientras nadie los conoce, luego cuando triunfan se han vendido o han perdido su frescura por lo que hay que partir en búsqueda del siguiente grupo ignoto. Eso sí, frente a la desidia de quienes ni siquiera se molestan en reciclarse sino que siguen rumiando forever and ever los clichés para beautiful people sin sangre en las venas como los Stones, Led Zeppelin, Patty Smith, el rock sinfónico y tiro porque me toca, le reconozco a la gente modernilla el tremendo esfuerzo que hacen por estar al día, pero de ahí a pensar que dicho esfuerzo no sea digno de mejor causa ya hay un buen trecho.
Tom Jobim, el principal creador de la bossa nova, género tanto ayer como hoy vapuleado por los que se autoproclaman entendidos en música por arrastrar el jazz, una de las mayores vacas sagradas del culturetismo, hacia los terrenos del easy listening, puso esto mismo en palabras y melodía con más gracia que yo hace ya unos cuarenta años. El dedo en la llaga: en el pecho de los desafinados también late un corazón. Pues sí, somos unos horteras, pero si esta música nos llega y nos comunica cosas, pues eso tiene que tener algún mérito. Jobim sabe que no puede hacer música tan sutil como los grupos que les gustan a los entendidos: sólo privilegiados tienen un oído como el tuyo, yo poseo sólo lo que Dios me ha dado. Y aunque mi comportamiento se califique de antimusical, se defiende nuestro hombre, esto es Bossa nova, esto es muy natural. Sacando un poco más de pecho: te saqué una foto con mi Rolley-Flex, se reveló tu enorme ingratitud. Y es que con tanto análisis erudito a veces los árboles no dejan ver el bosque: con tu música has olvidado lo principal, que en el pecho de los desafinados, en el fondo del pecho late callado un corazón. Si hace falta entrar en grandes análisis con la música, mala cosa; ésta debe llegar a nuestro corazoncito, aunque sea un corazón desafinado.



Ni más ni menos que George Michael se atrevió a cantar Desafinado en un portugués sorprendentemente aceptable al lado de Astrud Gilberto, intérprete muy versada en el género. Lo hicieron en un disco benéfico contra el SIDA en 1996. La verdad es que ambos los dos cantan mejor que Jobim:



Letra completa:
Se você disser que eu desafino amor
Saiba que isto em mim provoca imensa dor
Só privilegiados têm o ouvido igual ao seu
Eu possuo apenas o que Deus me deu
Se você insiste em classificar
Meu comportamento de anti-musical
Eu mesmo mentindo devo argumentar
Que isto é Bossa Nova, isto é muito natural
O que você não sabe nem sequer pressente
É que os desafinados também têm um coração
Fotografei você na minha Rolley-Flex
Revelou-se a sua enorme ingratidão
Só não poderá falar assim do meu amor
Este é o maior que você pode encontrar
Você com a sua música esqueceu o principal
Que no peito dos desafinados
No fundo do peito bate calado
Que no peito dos desafinados também bate um coração